Viaje a NZ V.- Queenstown.

 

Hoy, viernes 5 de julio de 2016, a las 11.45  de la mañana hora local, 1.45 a.m en Barcelona, he montado a una avioneta,  me han subido a 4500 metros de altura y me he tirado. Y durante cerca de un minuto, en caída libre, a 200km por hora, he tenido una de las experiencias más adrenalíticas de mi vida. Increible, quiero repetir ya. No he pasado nada de miedo, ni vértigo, ni mareo, ni frío ni calor ( y estábamos a 30 grados bajo cero allá arriba). Simplemente he alucinado, os prometo que me he relajado y he disfrutado como un niño. Todo esto en un minuto. El que pasa desde que te lanzas al vacío hasta que se abre el paracaídas 2000 metros más abajo, atravesando incluso nubes y disfrutando de una perspectiva única de los picos nevados, lagos y glaciares.  Con el paracaídas ya abierto, 10 minutos de descenso relajado, para disfrutar del paisaje. Si el país ya es maravilloso desde el suelo, verlo desde el aire no tiene precio.  Y encima el instructor se ha enrollado y me ha dejado manejar un poco la vela mientras descendíamos. Esto va a ser difícil de superar.

He modificado el orden cronólogico del blog. Aun estoy “shockeado” por el impacto del salto. Sé que debería dejar lo mejor para el final, pero no me he podido esperar a contarlo.

Estamos en Queenstown, capital mundial de los deportes de aventura y donde llegamos el jueves por la noche.

Antes, como os comenté hicimos salida en bici de montaña por el lago Wanaka. Dicho así parece un paseo por el parque, pero nada más lejos de la realidad. Gary ha puesto la directa y nos ha hecho sacar el hígado durante cerca de dos horas por senderos de barro y arroyos. No puedo decir lo de siempre, que si que bonito, que si el paisaje.. Tenía toda mi concentración puesta en no perder a Gary ni partirme la crisma. La verdad es que lo hemos pasado muy bien y ha sido divertido, pero a la vuelta , como íbamos con tiempo he ido más a mi ritmo y disfrutando, entonces sí, del entorno que la verdad lo merecía. El lago Wanaka es enorme, cerca de 100 km de largo. Vale la pena ir parando y contemplarlo con calma.

Al guía lo he perdido. Tampoco me ha parecido que se preocupase mucho él por no verme, pero es lo que se lleva por aquí, el kiwi style, vamos, que te busques la vida.

Por la tarde, trekking de dos horas cerca de un río en Queenstown. Fácil y sin tampoco demasiada gracia. Creo que es la primera excursión que no me ha gustado.

En cuanto al grupo,  como suele pasar, cada vez nos conocemos más y estamos más cómodos juntos. -Empezar a enteder a Gary un poco también ayuda-. Bonnie, una de Los Ángeles le enseña inglés y él se esfuerza en aprender, aunque sigue hablándome cómo si el que hubiera nacido en Auckland fuera yo. Pero bueno, al menos al resto les entiendo bien y me comunico ya con soltura. Con Gary es cuestión de tiempo espero. Lo importante es que nos reímos mucho.

Una historia interesante que he conocido hoy. En el viaje de Wanaka a Queenstown, hemos pasado por la conocida cómo  “la valla de los sostenes”. Os la explico por si no la conocéis.

Desde que en la navidad de 1999 aparecieran colgados varios pares de sostenes en una valla de una granja al pie de la carretera, no se sabe muy bien por quién  ni porqué, el lugar y lo que sucedía se hicieron famosos en la región. Se fué corriendo la voz de lo sucedido y se convirtió en una costumbre popular dejar sostenes en la valla. Actualmente está cubierta con miles de sujetadores, que gente de todas las partes del mundo deja allí. En varias ocasiones las autoridades han retirado las prendas, pero al poco tiempo se ha vuelto a llenar, así que finalmente se ha decidido dejarlas, convirtiéndose el lugar en un atractivo turístico y un símbolo de la lucha contra el cáncer de mama.

image

 

Sigo con el diario. Cómo os he dicho antes, el jueves por la tarde llegamos a Queenstown, y siendo la capital mundial  de los deportes de aventura aproveché la tarde para darme un garbeo y ver que ofrecían.

Aquí se practican todo tipo de actividades paranormales: puenting, rafting, boating, punching, sky diving, de todo. Cómo  tenía dudas, me acerqué a la oficina de turismo y allí me liaron. Me topé con la mejor vendedora del mundo. Una francesa de l’Ille que me convenció de que no podía marchar de Nz sin probar el sky daving. Y que iba a decir yo, que sí, que claro.Y en 15′ ya tenía la reserva hecha para mi salto al vacio desde 15.000 pies. Con eso en mente, regresé al hotel no sin antes beber un par de cervezas en un pub para superar el susto.

Y a las 8.00 am puntual me he ido al lugar de encuentro, no sin antes hablar con mis padres e hijos, pero sin contarles nada por supuesto, de lo que iba a hacer.

Cuando he llegado una buena noticia: los vuelos se suspenden por mal tiempo. Vaya que pena. Tranquilo, me dicen,  tienes suerte, en un rato podremos salir a volar. Vaya que bien.

Así, a las 10.30 a.m., me he subido al autobús que nos ha llevado al campo de vuelo. Cinco minutos de instrucciones, que por cierto he entendido perfectamente, y al avión, que es donde peor lo he pasado. El resto ya lo conocéis.

Dos apuntes gastrónomicos para acabar el resumen del día. He comido en Fergburger, una hamburguesería de Queenstown y uno de los restaurantes más famosos de NZ. La cola da la vuelta a la manzana. Yo me he colado. Luego por la noche,cata de vinos del país, muy buenos por cierto.

Quería contaros cosas curiosas de NZ y de los neozelandeses que ya he ido anotando, pero para no hacer muy largo el post, lo dejo para de aquí un par de días que espero volver a publicar.  Mañana nos vamos para el Fiorland, al Milford Sound, uno de los lugares más emblemáticos del país. Os lo cuento también en la próxima entrada.

Besos y abrazos

 

 

 

 

 

 

 

Un comentario sobre “Viaje a NZ V.- Queenstown.

  1. Buenas Javier, hoy me he puesto al día. Me alegro de que lo estés pasando tan bien, yo también disfruto leyendo tus escritos, me dan ganas de salir corriendo para allí, pero creo que mejor me espero a que allí sea verano.
    Ya me ensañaras las fotos, pq muchas no cuelgas, jjj (ya no se escribir sin emoticonos).
    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s