Islas Galápagos y Machu Pichu. Mi viaje 2017

¡Buenos días y buen verano a todos!

365 días después, y  tras darle muchas patadas al mapa buscando destino, esta mañana me embarco rumbo a Ecuador y Perú para viajar a las islas Gálapagos  y Machu Pichu. Durante las próximas dos semanas me gustaría repetir la experiencia del último verano, e ir compartiendo con vosotros las anécdotas del viaje. No pretendo describir mucho lo que veo, para eso ya colgaré fotos, pero si contar lo que me va pasando y la gente que vaya conociendo.

Como el año anterior, también viajó sólo para unirme a un grupo de frikies con los que hacer un montón de actividades pseudo de aventura en las islas gálapagos: submarinismo, snorkel, trekking, biking y algunas cosas más acabadas en ing..  Las islas Gálapagos son uno de los útimos paraísos naturales y de los mejores lugares del planeta para disfrutar y observar muy de cerca a la fauna marina. Si todo lo que dice el prospecto es verdad, nadaré con focas, delfines, tiburones, rayas mantas, ballenas pingüinos y lagartos marinos.

La segunda parte del viaje, Cuzco y Machu Pichu, la hago ya por mi cuenta con algún  guía local. El objetivo aquí es claro, conocer el Machu Pichu y la cultura maya y también Cuzco. Espero que la imagen icónica que tengo del lugar sea superada por la realidad tal y como todo el mundo cuenta. Veremos.

¡Y empieza el viaje!, tras días de stress y preparativos y de un año más con un montón de cambios, son las 5.30 de la mañana, me he plantado en el Prat acoj.. por las noticias de las colas en los controles. He dormido solo tres horas, pero me he dicho a mí mismo que esta vez no iba a sufrir para coger el avión, que eso ya me pasa el resto del año. Y así ha sido. A las 5.25 ya estaba facturando y he podido adelantar mi vuelo de conexión a Madrid y cuando me he dirigido a la cola de control de equipajes, oh sorpresa.¡ NO HABÍA NADIE!, nada, ni un sábado a las 11.30 de la mañana hay menos gente pasando el control del puente aéreo.  Así que a las 5.40  y  dormido por el madrugón estaba yo solo en la terminal esperando que abriesen la cafetería y comenzando a escribir este blog.

Bocata de jamón y café con leche más tarde son ya las  6.45,  y el aeropuerto tiene más movimiento, y hasta me encuentro con clientes y compañeros que cogen el avión para currar en Madrid. Que poca envidía que me dan.

He cambiado el vuelo y embarco para Madrid a las 7.15 y así tengo un poco más de tiempo para la conexión y tomarme otro bocadillo de jamón que voy a estar unos días sin probarlo.

En cuanto al billete, esta vez no habrá upgrades sorpresa, viajaré en bussiness porque he cogido los billetes en busssiness con puntos Iberia. 🙂 y me despido ya. Mi próximo blog espero desde Quito camino de las Islas. ¡Besos y Abrazos!✌️

Y último un mensaje especial para mis hijos. Us estimo molt i us trobare molt a faltar, y ¡ah! prometo traeros cosas chulas para que me queráis más.