Galapagos I

Introducción

Lo primero, disculpas, he estado sin internet prácticamente 5 días sin poder publicar. Finalmente hoy, al llegar a Santa Cruz tengo suficiente cobertura y allá voy. Como han pasado muchos días cuelgo lo que ya tenía preparado y en otro post el resto de la estancia en Galapagos.

Galapagos San Cristobal

¡Vaya comienzo de viaje! Quería escribir al llegar a Quito, pero ha sido imposible hasta hoy domingo noche aquí ya en las Gálapagos, donde llegue después de cinco aviones,cada uno de ellos más pequeño que el anterior.  A partir de ahora ya nos movemos en barco, a lo que, como ya os adelanto, mis compañeros de viaje no parecen estar muy acostumbrados.

Como os decía llegue a Quito a las 16 hora local, 23 de la noche en BCN, hasta entonces todo bien y controlado, un poco de susto con las maletas pero nada más. Paso el control, o más bien controles de equipaje y pasaporte y me planto en la terminal de llegadas del nuevo aeropuerto de Quito, muy chulo por cierto, donde debería estar esperándome alguien… pero no, vamos que si me quedo esperando me vuelvo en el mismo avión. Así que cojo taxi que me lleva al hotel y de paso me vende todo tipo de servicios.  No puedo dar opinión de Quito, la visitaré a la vuelta de Galápagos,  porque llego tarde a reunirme con el grupo  y debemos coger avión para las islas a las 8.00 de la mañana. ¿He dicho las 8?, pues no, parece que hay no se que problema con no se qué aeropuerto y nos convocan a desayunar a las 3.15a.m.  Estoy muerto, he dormido 3 horas la última noche y otra vez me toca súper madrugón. Dicen que sarna con gusto no pica, pues qué queréis que os diga, algo si que jode.

Lo dicho, desayuno a las 3.15 am y a las 3.45 de vuelta al aeropuerto, colas, muchas colas y subimos al primer avión y llegamos a Guayaquil y más colas y más controles y llegamos, por fin a las gálapagos donde nos esperan más colas y más controles. ¡Qué difícil es entrar en estas islas!. Pero por fin estamos aquí, en concreto a la isla de San Cristóbal, la más oriental, donde nos espera el que va a ser nuestro guía del grupo durante estos días, Pablo se llama. Después os cuento un  poco más de el y del grupo, que lo más curiosos del mismo en lo que a mí concierne es que todos son algoparlantes menos yo. Total que tengo un guía ecuatoriano que me habla en inglés.

Primera impresión de las islas:

Paisajisticamente de momento no están mal, son mas bien de tipo volcánico sin demasiado vegetación excepto en la montaña, pero estamos en la primera isla y no tengo todavía una idea formada.

Pues eso, que después de todos los controles ya estamos en San Cristóbal. Una de las islas principales del archipiélago. Pablo, el guía, se pone enseguida manos a la obra en introducirnos a la cultura local y nos percatamos desde el primer momento que este no es un tour guiri relajado y nos lleva a comer sin pasar por el hotel a un mercado del pueblo poniendo mucho énfasis en que probemos producto autóctono. Yo personalmente después de todas las advertencias que al respecto pone en mi guía estoy reticente pero no me puedo negar y como no se que bola de plátano rellena de no se que bicho.

Tras este tentempiés, el guía, inasequible al desaliento  y a la muestras evidentes de cansancio del grupo que se había levantando a las 2.30 de la mañana, nos lleva al centro de interpretación de las islas, que la verdad, como introducción a lo que son las galápagos tanto a nivel fauna flora y sobre todo geológicamente no está mal. Y si no me estuviera muriendo de sueño pues incluso mejor. Nota al pie, para los que se preguntan en que se gastan nuestros impuestos; El Centro de interpretación está sufragado en parte por fondos españoles de cooperación iberoamericana.

Poco más que añadir a este primer día. Estamos todos muertecitos, pero aun así nos hemos dado una vuelta en bici, pero lo que tenía que se un paseo modo verano azul se ha convertido en un pequeño suplicio porque no paraba de llover. Porque eso si, de momento el tiempo bueno bueno lo que se dice bueno no es.

Anécdota futbolística, más allá de tener que aguantar preguntas sobre Messi y Neymar cada vez que digo que soy de Barcelona, hoy, después de recorrer medio mundo, me he encontrado uno del español!!!!! Un fan de Caicedo el tipo, que alegría me ha dado. No le he dicho que lo hemos traspasado, ya se enterará.

Al día siguiente madrugón, que parece va a ser la tónica del viaje, para subirnos a una barca, para nuestro primer snorkel. Hace un frío del carajo (para estar en el Ecuador claro) y el agua está fresquita, y muy movidita, la mitad de los compañeros mareaditos y vomitando por la borda (yo no). He repartido biodramina sobre todo a un guía peruano que está de prácticas y del que me he hecho colega, le ha ido bien, de hecho demasiado bien porque se ha quedado frito. Parezco el camello del grupo repartiendo pastillas.

Pero a lo importante, una de las circunstancias que hacen especial a las galápagos es la riqueza de sus aguas por la confluencia de diversas corrientes que aportan gran cantidad de nutrientes que a su vez atraen a gran cantidad de animales marinos. Y podemos dar fe de ello. Nos hemos lanzado al agua en un arrecife de un islote con canales y túneles que lo surcan, y ha sido increíble. Ya en la primera inmersión hemos nadado con leones marinos, tortugas gigantes, peces de todo tipo y ¡tiburones! Ha sido realmente emocionante, había muchísima visibilidad y el arrecife era impresionante, lleno de vida. No quería salir del agua, pero con lo fría que está tampoco se aguanta demasiado.

Ya en el barco y después de varias inmersiones, estaba viniéndome arriba y pensando en hacer un cursillo acelerado de buceo aquí mismo para disfrutar aun más las inmersiones, cuando del agua ha salido una de las componentes del grupo que había hecho buceo mareada y sin conocimiento, menudo susto nos hemos llevado. Al final nada grave pero a mi se me han quitado la ganas de hacer ningún curso.

De vuelta y antes de volver al puerto hemos parado en una playa lobera, repleta de leones marinos, adjunto foto. Pasas por su lado y ni se alteran, tras el paseo vuelta al puerto, por fin descanso y cena libre. (Esto parece un folleto de agencia de viajes)😂.

IMG_5126.JPG
El guía en prácticas dos yanquies y yo hemos optado por un restaurante local, nada del otro mundo, pero ha sido divertido. Se nos ha juntado además gente lugareña y lo hemos pasado muy bien. Una de las ventajas que tiene viajar a un país de habla hispana como Ecuador es la facilidad con la que puedes interactuar con los lugareños. Se que es obvio, pero acostumbrado a viajar por países en que la lengua nativa era otra, reconozco que esta circunstancia te permite claramente conocer más del lugar a través de su gente.

A la mañana siguiente toca madrugar de nuevo para un viaje de dos horas en barco a una isla en la que solo viven 150 personas y es del tamaño de la mitad de Ibiza. Pero eso ya es otra historia que contaré en el próximo capitulo del blog, que está entrada se está haciendo larga. Aprovecharé también para poneros al día de mis compañeros de viaje pero ya os adelantó que he tenido mucha suerte.

Lo dicho, gracias por leerme y hasta la próxima.

 

4 comentarios sobre “Galapagos I

  1. Como siempre que leo tu blog siento una sanisima envidia y unas ganas enormes de pillar el primer avion y unirme a ti. Lastima de la huelga de la seguridad en el aeropuerto 😜
    Como siempre, disfruta del viaje.
    Ya tengo ganas de leer la siguiente entrada.
    Un sincero abrazo,
    Jordi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s